976 069 590 | 645 368 861 hola@carretel.es

ADOLESCENCIA Y CUARENTENA POR COVID-19

Los adolescentes están padeciendo los conflictos que esta pandemia esta produciendo.

Uno podría preguntarse ¿Qué conflictos son?

 Sabemos que el confinamiento es necesario y obligatorio para evitar los contagios masivos.

No podemos hablar de adolescencia sino de los adolescentes, lo cual implica no sólo tomarlos en su generalidad, sino también el impacto en cada uno de acuerdo a su historia y a su estar en la sociedad. Por ejemplo, no todos disponen de los mismos recursos psicológicos ni viven en el mismo medio familiar, la diversidad de organización familiar es muy amplia.

Como nos comentó recientemente Africa “echo de menos ira a la cancha, ver mis amigos pero sobretodo no saber cuando los voy a ver”. En la generalidad el grupo de pares, sus compañeros le sirve a cada uno para transitar compartiendo sus conflictos familiares, sus aventuras y desventuras amorosas.

Se observa en la mayoría de los casos que la presencia permanente de los padres los agobia, con lo cual si en situaciones normales los conflictos con los progenitores en esta edad son una constante, con el confinamiento se agrava dada la hiperpresencia por la convivencia obligatoria.

“Ya no aguanto más, mis padres están todo el día diciéndome lo que debo hacer, empiezan ya desde que me levanto con los deberes y después con que no juegue tanto rato”. Se observa que lo viven como una intrusión y utilizan como defensa los móviles, las pantallas como modo de poner una barrera pero que consecuentemente también genera un tipo de aislamiento. No pueden tener contacto físico con sus amig@s ni los ven directamente.

Una cosa es que los distintos conflictos que pueda tener un adolescente como dificultades de relación, conflictos escolares con sus padres y otra distinta es bajo la obligatoriedad del confinamiento, dado que no hay elección posible. Las pantallas no cubren sus deseos y necesidades y se ven concomitantemente muchos adolescentes con alteraciones del sueño dado por estar largas horas delante de una pantalla. Igualmente no evitan el sentirse solos, angustiados, tristes esto se suma a que las tareas escolares las hacen por internet, siendo desconcertante para la mayoría de casos.

Los síntomas mas frecuentes que hasta ahora se vienen observando son angustia, incertidumbre, desconcierto, inquietud frente al proyecto del año dependiendo en que edad de la adolescencia estén.

Otros como Iker nos decía “no, yo no echo de menos salir, lo paso bien en casa. Prefiero estar en casa que en el instituto” En otros casos vemos alivio, por no tener que salir y que emerjan entonces sus inhibiciones sociales, sus problemáticas con los compañeros.

Si bien ya llevamos dos meses de confinamiento y podemos avizorar que se agudizarán los conflictos, cuando lentamente se salga del confinamiento, solo a modo de predicción podemos decir que se exacerbarán por lo que observamos síntomas corporales, se evidenciará fracaso escolar, manifestaciones agresivas e inhibiciones.

En síntesis, necesitaran el apoyo de la familia en tanto se le permita “un poco de libertad” en sus salidas concretas de la casa. También por parte de los profesores que lo acompañen, a través de fomentar la autonomía en el quehacer de sus tareas, haciendo que la resolución de las mismas puedan participar activamente y con cierta independencia. Promover que cada uno respecto a sus intereses pueda continuar en parte desarrollándolos, y que no se interrumpan abruptamente.

Por último, si se observa por parte de los profesores, tutores o padres conductas raras que consulten inmediatamente para evitar males mayores.

Esta situación es inédita para todos nosotr@s, por lo que debemos ir creando juntos un modo de hacer distinto.

 

 

 

 

Contacta con Nosotras

Aceptar condiciones legales

4 + 15 =

976 069 590 | 645 368 861

Paseo Independencia, nº 28, 4ª planta 5ª puerta - Zaragoza

hola@carretel.es