976 069 590 | 645 368 861 hola@carretel.es

El fracaso escolar

Múltiples factores del fracaso:

I) políticas institucionales:

  1. ofrecimiento permanente de información Vs
  2. promoción de un deseo de saber
  3. la búsqueda de regimentar las conductas VS
  4. la posibilidad de sostener las inquietudes y vaivenes de los alumnos en relación con la experiencia de formación
  5. la posibilidad de que la institución escolar implique una alternativa de búsqueda de conocimiento, Vs
  6. hacer de los alumnos receptores pasivos de conocimientos que le son provistos, incrementando la pereza frente al tener que abandonar situaciones de privilegio. Abandonar privilegios lo que implica el esfuerzo por la adquisición de conocimientos que pasan a constituir un capital cultural para el alumno.

 

II) En relación con los docentes:

  1. es importante que los docentes tengan vocación de trasmitir y propiciar saber. Esto implica que el docente pueda despertar la vocación en el alumno por la adquisición de conocimientos, vs
  2. tomar la posición de docente como una función que sólo satisfaga la posibilidad económica y de seguridad en cuanto a la estabilidad que su puesto implica,
  3. Esto hace estéril la relación con el alumno y bloquea la posibilidad de despertar un deseo en el adolescente del cual carece el docente.


III) El niño y la estructura familiar

Que el conocimiento pueda ser valorado en el medio familiar y no como un esfuerzo superfluo o por el contrario tomarlo como eso debe ser aprendido como una imposición de los padres que promueve el agobio en los adolescentes.

Esto implica que aquí tendrá suma importancia el recorrido que hayan hecho los padres en su propia vida desde su niñez y en relación con su medio familiar originario. Esto indica que las situaciones conflictivas de origen probablemente harán más dificultosa la salida del adolescente de su aferramiento al medio familiar. 

Esto muy probablemente llevará a actitudes rebeldes violentas, de menosprecio, intentos de transgresión y/o desidia.

Cabe acotar que en esta etapa de la adolescencia y debido a la necesidad del adolescente de salir al mundo, y por su puesto el tener que renunciar los padres a ser las figuras centrales del interés de los adolescentes, se produzcan situaciones de enfrentamiento. Esto se relaciona con la necesidad de los adolescentes de investir otros intereses que están implicados en su camino como amistades, amores, personajes relevantes específicamente en el campo de la música y el deporte. Esto trae aparejado una disminución a veces en la investidura a los padres y a aquello que revisten los padres como valores altamente calificados (estudio, el saber, el uso de vestimenta que están dentro de los valores estéticos de los padres, el uso del vocabulario acorde con el nivel cultural del medio.

En definitiva, el adolescente va produciendo rupturas con estos valores como forma de salir del ámbito familiar, aunque con el tiempo retorne a ellos de otro modo, ya como adquisición propia.

 

IV) Respecto a la elección de futuro, lo primero que se puede decir es que esta es una situación complicada para el adolescente.
 

  • Lo ideal sería que el adolescente pudiera elegir acore con su deseo, esto es que pudiera cumplir con lo que podría ser su vocación y encontrar un desempeño social en consonancia o armonía con lo que sería su vocación, o lo que el adolescente supone que quiere hacer.
  • Esto que llamamos la elección ideal se ve afectada por múltiples condicionamientos:
  1. qué es lo que sus padres esperan de él. Esto implicaría que su elección estaría afectada por la necesidad de cumplir con las expectativas que estos padres tienen para el futuro del hijo. En el caso de relaciones paterno filiales tormentosas, podría ser llevado a una elección en oposición a esta expectativa de los padres vivida como presión enajenante. Respecto a la posibilidad de elegir de acuerdo con su deseo, aunque el adolescente no pudiera decir cuál es su deseo. Esto también podría llevar a inhibir cualquier intento de elección sumiendo al adolescente en una situación de desidia y parálisis. Esto es frecuente en relación con las dificultades a la hora de proseguir estudios en otros contextos como por ejemplo el universitario.

  2. una segunda complicación estaría relacionada con las posibilidades que el sistema brinda al adolescente. Podría suceder que estas posibilidades no existieran en relación con lo que el sistema brida como alternativas de desarrollo o a las exigencias y trabas que el adolescente encuentra a la hora de abordar nuevos caminos.

  3. las situaciones sociales en determinadas circunstancias críticas como la actual, bloquean la posibilidad de elecciones que demandas un compás de espera dedicado al estudio (unos cuantos años). La perentoriedad de producir ingresos económicos llevan a elecciones prácticas para solventarse económicamente. De esta manera se ven obligados a desechar otros intereses, teniendo en estos casos que renunciar a sus apetencias más genuinas.

    Contacta con Nosotras

    Aceptar condiciones legales

    11 + 4 =

    976 069 590 | 645 368 861

    Paseo Independencia, nº 28, 4ª planta 5ª puerta - Zaragoza

    hola@carretel.es