976 069 590 | 645 368 861 hola@carretel.es

Programa de Diagnóstico y Atención Psicoterapéutica

Dirigido a niños, adolescentes, y/o familias que presentan sintomatología psíquica, conflictivas y problemáticas en las relaciones familiares, enfocado a poder establecer un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado y personalizado a cada caso específico, que integre un abordaje psiquiátrico, psicológico, social y familiar. 

En el programa se establece un primer nivel de atención clínica psiquiátrica enfocado a detectar síntomas psíquicos en el niño, adolescente o en la familia que pudiesen estar dificultando el desarrollo adecuado del psiquismo del niño y /o de las capacidades o competencias parentales.

El tratamiento y la atención psicoterapéutica se fundamenta en un segundo nivel de intervención definido por un proyecto de atención psicoterapéutica personalizado (PAPP) en el cual se establecen propósitos definidos tanto en el ámbito individual, familiar, social como escolar. Se realiza un trabajo terapéutico apoyado en diferentes formas de intervenciones y estrategias- abordaje psicofarmacológico, terapia familiar, terapia vincular madre/padre-hijo/a, terapia individual, en coordinación con el colegio y con el área de salud.

Se pone especial énfasis en lograr una participación comprometida y activa de la familia para poder generar un cambio a través de las capacidades y competencias de cada miembro de la familia que favorezca un desarrollo psíquico adecuado en el niño y/o adolescente y en las dinámicas de la familia.

    Esta forma de trabajo genera una red coordinada entre los diferentes profesionales implicados en la atención del niño (léase-educadores, tutores, pediatras– de enorme trascendencia para la eficiencia terapéutica y para una optimización de los recursos disponibles.

    Sólo el trabajo conjunto y mancomunado de los profesionales intervinientes se hará posible un resultado promisorio.

      1- Diagnóstico Clínico Psiquiátrico.

      Basado en la detección de posibles manifestaciones psíquicas que orienten al desarrollo de una posible enfermedad mental. Consta de:

      • La historia clínica y biográfica de la familia y del niño a través de una entrevista con los padres en donde se recaba información sobre la problemática presente en el niño, las relaciones y vínculos familiares establecidos.

       

      • Dos entrevistas con el niño, niña o adolescente, en las cuales se exploran las áreas de conflicto mediante procedimientos y técnicas que ayuden al niño que experimenta dificultades con sus emociones, comportamiento a poder ir expresándolo. Habitualmente se utilizan para ello medios verbales -el discurso, sin embargo, en ocasiones los niños no son capaces de traducir acciones ni emociones en palabras, por lo que se hace necesario que el terapeuta sea capaz de comunicarse con ellos para que puedan ir expresando en su propio lenguaje sus conflictos, para esto se utiliza la hora de juego diagnóstica e incluso métodos proyectivos.

        Una entrevista de devolución a los padres donde se les explica la sintomatología evaluada, las relaciones familiares y la dinámica en los vínculos afectivos establecida entre ellos y se propone un plan clínico-terapéutico. 

        En algunos casos se hace necesario implementar una entrevista con el entorno escolar y/o con el pediatra correspondiente, previo consentimiento de los padres.

          2- Proyecto de intervención psicoterapéutico personalizado.

          Se define en él los propósitos a conseguir basándonos en la información recabada en la evaluación diagnóstica, en los diferentes contextos en los que se manifiesta la problemática presentada y en la valoración del nivel de implicación de los padres considerando sus creencias y expectativas sobre la problemática expuesta teniendo en cuenta su disponibilidad para el abordaje psicoterapéutico.

           Las diferentes modalidades de trabajo terapéutico son: 

          • Atención psicoterapéutica individualizada: niños/as y adolescentes que necesitan de apoyo psicológico con la finalidad de proporcionar un espacio de trabajo terapéutico que aborde sus complicaciones emocionales logrando una implicación que facilite el uso de sus destrezas, aptitudes y competencias emocionales y cognitivas.

           Se aborda en sesiones de frecuencia entre semanal y quincenal, con una duración entre 30 y 45 minutos (en función del diagnóstico inicial).

            • Atención psicoterapéutica en terapia familiar: enfocada al niño y/o adolescente y a la familia, en la cual se abordan conflictos en relación con la esfera psicosocial, como en referencia a las relaciones familiares disfuncionales. Sesiones de frecuencia entre semanal y quincenal, de 60 minutos de duración.

             

            • Espacio Padres: espacio diseñado específicamente para escuchar la demanda de los padres y tratar los obstáculos presentes en ellos asociadas a la crianza del niño y/o adolescente, crisis adolescente, dificultades escolares y en las relaciones familiares. En función del tipo de familia: nuclear, reconstituida, monoparental las sesiones se realizarán con la pareja de padres o uno de los progenitores, de frecuencia entre semanal y quincenal, de 30 minutos de duración.

             

            • Atención Psicoterapéutica Vincular madre- niño o padre- niño: orientada al tratamiento de las relaciones afectivas disfuncionales con uno de los progenitores, cuando se evidencia que la crianza es muy dificultosa para uno de los progenitores.

              Contacta con Nosotras

              Aceptar condiciones legales

              11 + 4 =

              976 069 590 | 645 368 861

              Paseo Independencia, nº 28, 4ª planta 5ª puerta - Zaragoza

              hola@carretel.es